Adaptaciones a la situación actual

Este curso se anuncia con muchas incertidumbres para todos. Queda claro que necesitamos estas clases de Yoga, ahora quizás más que nunca, anhelamos esa paz y esa tranquilidad de otros tiempos. Así, entre todos iremos definiendo las bases para poder seguir funcionando, garantizar nuestra seguridad y crear un ambiente agradable para la práctica.  Aquí van unas primeras modificaciones que tendremos que tener en cuenta.

 

Muchas gracias por leerlas y tenerlas en cuenta. Cualquier sugerencia es bienvenida, ponte en contacto conmigo para hacérmela llegar.

  • Las clases se reducen a 1h15
  • Ventilación constante:  Tenemos dos ventanas que permanecen abiertas durante la clase. Así que hay que venir abrigadas. 
  • Limpieza de puntos clave entre clases y purificación del ambiente con difusor de aceites esenciales
  • Distancia de seguridad entre esterillas 
  • Reducción de aforo al 40%: grupos de 6 personas.
  • Tendremos a tu disposición gel desinfectante de manos.
  • Es necesario traer tu propio material: esterilla, manta y cojín o taco para la meditación. 
  • En la medida de lo posible, ven ya con lo puesto y trae lo mínimo indispensable para no saturar el espacio vestuario.
  • Trataremos de reducir al mínimo el uso del baño.
  • No hay bonos, ni clases sueltas, ni se puede recuperar en otro horario diferente al tuyo: es necesario comprometerse con un solo grupo y mantenerse fiel a ese horario.